¿Cómo ordenar comida a domicilio?

Share Button

comidaPor Gisela Lara y Yeongmog Kim

Fotografía por Joe Wabe

 En Corea del Sur el ritmo de vida es trepidante. En ocasiones el volumen de tareas laborales exige trabajar incontables horas, con lo cual un elevado porcentaje de gente se decanta por encargar telefónicamente su comida. Y es que es algo entendible: es una forma rápida, limpia, barata y variada de alimentarse.

Es algo normal llegar a casa y encontrar pegada en la puerta propaganda o pequeños catálogos con fotos de platos y decenas de números para solicitar la comida vía telefónica.

En Corea existen dos formas de hacer los pedidos: se puede contactar directamente con pequeños restaurantes y franquicias o bien, llamar a una central de reservas. Esta última, poseedora de una larga lista de restaurantes adheridos, ofrece la posibilidad de gestionar el servicio a domicilio las veinticuatro horas del día. No importa dónde esté ubicado el cliente, si éste ha hecho un pedido, sea cual sea la dirección (un parque, la oficina, la peluquería, una academia),  se le servirá el pedido perfectamente envuelto en vinilo con la máxima eficiencia posible.

Pizza, pollo frito, platos de cuchara, fideos, carnes a la barbacoa o comida tradicional elaborada. En Corea del Sur, casi todo lo que puedes encontrar en un restaurante puede ser servido a domicilio. A todo ello hay que añadirle el factor tiempo, y es que en un promedio de quince a veinte minutos, si no hay ningún inconveniente, tienes lo que has encargado en la puerta de casa. Por si fuera poco, de la misma forma que te lo traen, te lo recogen. Simplemente una vez se ha terminado se debe dejar todo dentro de una bolsa en el exterior de tu casa. Tan cómodo y fácil como que ni siquiera debes molestarte en lavar un plato. Y lo mejor de todo… ¡A precio de calle y pudiendo pagar, previo aviso, con tarjeta de crédito!

Sin embargo hay que decir que no todo son ventajas. Como en todos los países encargar comida a domicilio cuando se es extranjero puede llegar a ser toda una odisea. Más para aquellos que no dominan el idioma pues, en la mayoría de los casos, los que atienden las llamadas en los negocios apenas hablan inglés. Así, al individuo que con un coreano macarrónico se aventura a pedir comida a domicilio puede considerársele un valiente. He aquí algunas frases básicas que serán suficientes para ayudarnos a pedir comida a domicilio, puede ser que nos encontremos con unos obstáculos en el camino pero con la práctica seguro lo lograremos, sólo hay que perder el miedo.

R : Restaurante      C: Cliente

R: 네. 중화루입니다. [Ne. Junghwaruimnida.]

Sí. Restaurante Junghwaru.

C: 지금 배달되나요? [Jigeum baedaldoinayo?]

Quisiera hacer una orden por favor.

R: 네. 됩니다. [Ne. Doimnida.]

Por supuesto, dígame.

C: 짜장면 하나, 짬뽕 둘, 탕수육 중자로 하나요. [Jjajangmyeon hana, jjamppong dul, tansuyuk junjaro hanayo.]

Un jjajangmyeon, dos jjamppong y media orden de tansuyuk.

C: 후라이드 하나, 순살 양념 하나, 콜라 큰 거 하나요. [Juraideu hana, sunsal yangnyeom hana, cola keun geo hanayo.]

Una orden de pollo frito, una de pollo frito sin huesos con salsa picante y una botella grande de refresco de cola.

R: 연락처랑 주소가? [Yeonrakcheo rang jusoga?]

¿Cuál es su número de teléfono y la dirección?

C: 010-2452-3546, 면목동 523-32 1층이요. 얼마나 걸리나요? [Gong-il-gong i-sa-o-i sam-o-sa-yuk, Myeonmokdong o-i-sam dasi sam-i ilcheung-iyo. Eolmana geolinayo?]

El teléfono es 010-2452-3546. Y la dirección es Myeonmokdong 523-32, primer piso. ¿Cuánto tiempo tardará?

R: 010-2452-3546, 면목동 523-32 1층. 금방 갑니다. 15분 내로 갑니다.

[Gong-il-gong i-sa-o-i sam-o-sa-yuk, Myeonmokdong o-i-sam dasi sam-i ilcheung.] 010-2452-3546, Myeonmokdong o-i-sam dasi sam-i ilcheung. Geumbang gamnida. Sibobun naero gamnida]

(Repetirán los datos para confirmar: teléfono y dirección). Lo recibirá pronto, en 15 minutos aproximadamente.

C: 알겠습니다. 맛있게 해주세요. [Algetsseumnida. Matsitkke haejuseyo.]

Vale. Que esté delicioso por favor.

Si se desea pagar con tarjeta de crédito, tiene que decir:

C: 카드로 계산할게요. [Kadeuro gyeoisanhalgeyo.]

Pagaré con tarjeta de crédito

Si se omite esta frase se da por entendido que pagará en efectivo.

R: 네. 고맙습니다. [Ne. Gomapseumnida.]

Sí. Gracias.

Existe un punto que recientemente ha generado algo de confusión: la modificación de los nombres de algunas calles en Seúl. Algunos establecimientos no reconocen las nuevas direcciones y ello conlleva inusuales y pequeñas demoras en las entregas que son compensadas con reiteradas disculpas por parte de los negocios.

Se mire como se mire, y a pesar de los pocos inconvenientes que presenta, el encargar comida por teléfono es una de las opciones más válidas y mejor valoradas por la sociedad coreana. Y es que Corea del Sur es una nación donde la comida a domicilio no es sinónimo de comida rápida y el comer de forma apropiada y sana depende de la elección personal de cada uno.

Gisela Lara González

De nacionalidad española, licenciada en enfermería y doble postgraduada en pediatría hospitalaria y enfermería obstétrica, es una enamorada de Corea del Sur. En 2009, atrapada por la cultura y la gastronomía coreana, decide empezar a estudiar coreano en Barcelona y combinar su trabajo en el hospital con la enseñanza de lengua española a gente extranjera. Después de visitar Corea del Sur en dos ocasiones, decide hacer un paréntesis de un año en su vida para tener una visión más amplia y real de la vida en Corea. Así, llega a Corea donde realiza un voluntariado educacional para posteriormente estudiar en la Hankuk University of Foreign Studies de Seúl. Su plan inicial de vivir en Corea por un año ha pasado a ser indefinido. Actualmente trabaja como profesora de español y colabora en proyectos interculturales. Emprendedora, trabajadora, comprometida y perfeccionista, le gusta disfrutar los esporádicos momentos de soledad en algún acogedor café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *