Guadalupe Palomeque de Taboada, embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia en Corea

Share Button

Bolivia“En lo económico se trata de encausar proyectos en sectores estratégicos como el de energía e hidrocarburos, minería, seguridad alimentaria, telecomunicaciones, entre otros”.

Por Kleinsy Bonilla

Diplomática de carrera con más de 25 años de trabajo al servicio de su país, la embajadora del Estado Pluricultural de Bolivia, la Sra. Guadalupe Palomeque de Taboada representa a su nación en la República de Corea, promoviendo una relación aún más estrecha con este país asiático. Con su llegada en julio de 2013, suma al mundo hispano en Corea la riqueza de un pueblo diverso como lo es el boliviano. La Revista ñ la visitó en su despacho para compartir con nuestros lectores su visión y enfoque de trabajo. A continuación les presentamos un extracto de sus respuestas.

¿Cómo se describe en lo personal y en lo profesional?

“Nunca es fácil autodefinirse porque se corre el riesgo de puntualizar alguna característica que tal vez no sea la efectivamente percibida por el interlocutor. En todo caso trato de escuchar a las “dos partes”, -si las hubiera-, antes de juzgar y tomar una decisión.

En lo profesional, en general me pongo metas que incluyan la participación de mi equipo para su cumplimiento dentro de determinados plazos y marcos institucionales”.

¿Cómo se da su designación para ser la máxima representante diplomática de Bolivia en Corea?

“He tenido el gusto y privilegio de trabajar para mi país en el Ministerio de Relaciones Exteriores desde hace 25 años, en el que en diferentes reparticiones y puestos en el Servicio Exterior tuve la oportunidad de enriquecerme profesionalmente y con ello, de contribuir en el día a día en el desarrollo de la política exterior boliviana. En estos últimos años en particular, cuando la participación del Estado Plurinacional de Bolivia en el contexto internacional ya no es pasiva o de simple acompañamiento, tuve el honor de que el Ministro de Relaciones Exteriores, el embajador David Choquehuanca sugiriera mi designación para ocupar este importante puesto”.

¿Cuáles son las principales características de su función al frente de la misión diplomática que representa?

“Mis funciones siguen los lineamientos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo formulado el 2006 y ahora concretado de manera más precisa en la “Agenda patriótica 2025”. En ese marco de planificación, en lo que concierne al sector de las relaciones exteriores, desde la asunción del Presidente Evo Morales Ayma se desarrolla una “revolución democrática y cultural” que consiste en la recuperación de nuestra soberanía, de nuestros recursos naturales, espiritualidad, identidad y expresiones artísticas, en definitiva de nuestra historia.

La nueva concepción del desarrollo en Bolivia se rige por el paradigma del “vivir bien” que implica el encuentro entre pueblos y comunidades, respetando la diversidad e identidad cultural. Responde a la demanda de humanización del desarrollo en la que sostenemos que la diversidad cultural debe protegerse en el accionar de las políticas públicas permitiendo un proceso colectivo de decisión y acción de la sociedad como sujeto activo y no como receptor de directivas verticales.

La visión boliviana de desarrollo, trata de establecer un orden internacional en el que primen el respeto a los valores de la paz, justicia, diversidad, equilibrio, inclusión y la armonía del hombre con la naturaleza.

Por ello, la política exterior boliviana destaca entre sus prioridades a “la diplomacia de los pueblos”, que implica una amplia y positiva participación de actores sociales mediante el diálogo, la discusión y la identificación de prioridades en beneficio del interés nacional, que no solamente tenga a las cancillerías como articuladoras de las relaciones, sino fundamentalmente a los pueblos, para lo cual los derechos humanos y los principios de la vida se anteponen a la lógica del mercado y la inversión puras.

La Constitución Política del Estado vigente desde el 7 de febrero de 2009 reconoce en Bolivia el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país.

En ese sentido, me permito brevemente comentar dicho contenido que incide de manera directa en nuestro trabajo fuera de las fronteras: el pluralismo político consiste en respetar a las diferentes visiones y pensamientos de los ciudadanos; el pluralismo económico garantiza las diferentes formas de propiedad y de organización económica del Estado, es decir economía estatal, privada, comunitaria y social cooperativa; el pluralismo jurídico reconoce a la justicia ordinaria y a la justicia indígena; y el pluralismo cultural y lingüístico a las 36 nacionalidades indígenas que existen en Bolivia.

Esas características inscritas en la “ley de leyes” boliviana, constituyen el mandato de trabajo que ha llevado a plantear posiciones a nivel multilateral y las que con el apoyo de la comunidad internacional han tenido acciones de continuidad en la presente gestión. Me refiero por ejemplo a la protección al medio ambiente, a través de la Declaración del Día Internacional de la Madre Tierra; la armonía con la naturaleza, la aprobación de 3 resoluciones en las Naciones Unidas para la protección y fomento de los Derechos de la Madre Tierra y con ello el haber consolidado en la COP 19 recientemente realizada en Varsovia, el enfoque conjunto de mitigación y adaptación para la gestión integral de los bosques, visión no enmarcada en los mercados de carbón.

Asimismo, la declaración del 2013 como Año Internacional de la quinoa fue un aporte boliviano a la implementación de políticas de seguridad alimentaria con soberanía.

La revalorización de la hoja de coca que con el apoyo de 169 países, Bolivia pudo re adherirse con reserva a la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes, logro muy importante para los bolivianos, porque con esta reserva en Bolivia se puede seguir practicando el masticado de la hoja de coca akulliku, que es parte de nuestra cultura, sin perjuicio de las cualidades medicinales y alimenticias de la misma.

Esos planteamientos reflejan que Bolivia desarrolla su política exterior con identidad propia, por lo que todas las misiones diplomáticas en el exterior, considero, tenemos la obligación de ampliar y diversificar las relaciones bajo los indicados lineamientos y con esa base buscar nuevos espacios de relacionamiento, según las potencialidades de la propia relación bilateral”.

¿Ha debido enfrentar retos en su función y en su caso, cuáles han sido y cómo los ha superado?

El primero fue la propia reapertura de la embajada de Bolivia en Seúl, proceso en el que sorprendentemente conté con el apoyo de residentes bolivianos en esta ciudad, destaco también el respaldo de las autoridades nacionales coreanas en esta etapa.

Ahora, si bien cada día de nuestra labor representa un reto, considero que es un desafío la diversificación de las relaciones del Estado Plurinacional de Bolivia con la República de Corea en áreas que hacen al desarrollo productivo y en general al fortalecimiento de una agenda que corresponda a las demandas del siglo XXI.

¿Cuál es su percepción sobre posibles diferencias entre la función diplomática ejercida por hombres comparado con diplomáticas mujeres?

A lo largo de mi carrera profesional he tenido las mismas oportunidades y desafíos que mis colegas varones. La práctica me dice que sin importar el género lo que corresponde es organizarse, contar con el apoyo del equipo con el que se trabaja y en lo personal de la pareja o familia.

Por otro lado, según nuestra Constitución Política todas las ciudadanas y los ciudadanos tenemos el derecho a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, de manera equitativa y en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres.

¿Cuáles son sus principales pilares de trabajo?

Fortalecimiento del diálogo político de alto nivel de manera permanente.

En lo económico se trata de encausar proyectos en sectores estratégicos como el de energía e hidrocarburos, minería, seguridad alimentaria, telecomunicaciones, entre otros, mediante el apoyo al desarrollo productivo y a transferencia de tecnología.

En lo comercial por ahora Corea del Sur es el sexto destino de exportaciones (4,03%), aunque las mismas todavía se concentran en minerales, el objetivo es la diversificación de productos.

Incrementar las inversiones de empresas coreanas en Bolivia que en los últimos años se ha centrado básicamente en el área minera.

Por otro lado, Bolivia es uno de los países preferentes de la cooperación coreana, ahora de lo que se trata es de continuar avanzando de manera conjunta en el fortalecimiento de este ámbito en sus tres modalidades: financiera reembolsable, no reembolsable y cooperación técnica.

Esos pilares de trabajo tendrán también en cuenta la labor de mi país en el contexto de la comunidad internacional, pues Bolivia asumirá la presidencia del G77 + China durante la gestión 2014; el mismo año se desarrollará la Primera Conferencia de los Pueblos Indígenas del Mundo (22 y el 23 de septiembre); será el Año Internacional de la Agricultura familiar campesina, en el que se fomentará la participación de organizaciones sociales

¿Cómo se conforma la comunidad boliviana en Corea?

La comunidad boliviana no es muy numerosa, según datos de nuestro consulado honorario están alrededor del centenar. Desde mi llegada una de mis primeras inquietudes fue contactarme con mis compatriotas, por ello fue muy grato compartir en la celebración del 188 aniversario patrio, el pasado mes de agosto. Encuentro que también permitió tener un contacto directo con estudiantes bolivianos que realizan cursos en la Universidad Nacional de Seúl, Hankuk, entre otras. Asimismo, tuve la satisfacción de conocer a profesionales de la aviación que se desempeñan en líneas aéreas coreanas; otros profesionales que ejercen en diferentes campos, así como a señoras casadas con residentes coreanos.

¿Cómo evalúa este 2013 para su gestión en contexto desde su llegada a Corea?

Una vez que ya se concluyeron las labores administrativas de reapertura de la Embajada en Seúl, después de 14 años en los que no se contaba con una misión diplomática, además de la etapa inicial de visitas y conocimiento de autoridades de diferentes sectores, en este tiempo tuve el honor de ser invitada a impartir algunas conferencias en renombradas casas superiores de estudios de Seúl, tanto para dar a conocer el “proceso de cambio” en toda su amplitud, que se desarrolla en el Estado Plurinacional de Bolivia, así como sobre temas que hacen a la integración latinoamericana.

Estuvimos presentes también en Ferias de Turismo en: Busan, Seúl e Incheon, mostrando la riqueza cultural y destinos turísticos bolivianos.

Esas son algunas acciones que me permito transparentar, pues se trata de hacer conocer no sólo la identidad cultural boliviana y la diversidad, sino también los últimos logros obtenidos con el apoyo de la comunidad internacional, por lo que lo realizado el 2013, considero un buen inicio.

¿Qué mensaje les envía a los lectores de La Revista ñ?

La República de Corea en los últimos años ha crecido por el esfuerzo de cada uno de sus conciudadanos y por las políticas de desarrollo implementadas bajo un contexto de planificación de largo plazo.  El Estado Plurinacional de Bolivia está llevando adelante cambios estructurales para lograr una efectiva inclusión de todos los sectores de la sociedad civil, sin discriminación, con identidad propia, a través de la recuperación de sus culturas, por lo que ambos países pueden aprender mucho uno del otro y ojalá el 2015, cuando festejemos nuestro 50 Aniversario de Relaciones Diplomáticas podamos cosechar los frutos de una vinculación más amistosa y duradera.

Muchas gracias embajadora, sin duda es Usted una persona que posee grandes conocimientos y nos ha instruido de forma copiosa acerca de la relaciones diplomáticas entre Bolivia y Corea, las cuales hasta la fecha eran escasamente conocidas y no habían contado con una plataforma de difusión para que la comunidad hispana y coreana las conociese.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *