Tips para ahorrar en Corea del Sur

Por Montserrat Piñeiro

Una de las ciudades más caras en el tema de alimentación, -sobre todo si nos queremos dar el lujo de comer platillos extranjeros de vez en cuando o incluso comprar algunos ingredientes foráneos-, es Seúl. El café americano más caro del mundo que comercializa la cadena Starbucks se vende justo en esta metrópoli. Las rentas no se diga, el precio de cada metro cuadrado o mejor dicho, de cada pyeong es exorbitante, principalmente en la capital y aún peor en zonas comerciales y céntricas. El transporte es excelente pero costoso, los salarios cada vez son más “modestos” -a menos que gocemos de beneficios de expatriados- y con ausencia de seguridad social gratuita, enfermarse no es tan recomendable, aún con seguro médico…

Por ello la mayoría de extranjeros que viven en Corea e incluso los mismos coreanos, buscan siempre estrategias para ahorrar y estirar los wones tanto como sea posible. Nosotros nos dimos a la tarea de compilar unas cuantas recomendaciones que parecen evidentes, pero para muchos, sobre todo para los recién llegados aún no lo son, helas aquí:

Supermercados, mercados fijos, sobre ruedas y vendedores independientes

Ir al super una hora antes del cierre nos permitirá comprar sushi, kimbap, carne de res, pollo, cerdo y también pescados y mariscos a precios de fábula. Acudir al rincón de las verduras que ya están muy próximas a perder su frescura y que han sido separadas de las otras, también nos permitirá aligerar la cuenta.

Existen también dos áreas importantes en todo supermercado coreano: la zona de la llamada hot sale y aquélla de los productos con empaques dañados. Todo lo que se encuentra en estas áreas tiene interesantes descuentos.

Sin embargo, para maximizar nuestro ahorro tal vez lo mejor sea dividir nuestras compras, apostando por distintos lugares: las frutas y verduras con los vendedores independientes que las comercializan en las calles. O también podemos aprovechar los mercados sobre ruedas que se colocan en los complejos departamentales semanalmente, y los mercados tradicionales cercanos a nuestra casa.

Come tanta comida coreana como puedas y aprende a amar el arroz

No por nada el arroz es la base de la alimentación coreana y se consume tres veces al día: ayuda a mantener los costos bajos en casa, a satisfacer los estómagos de toda la familia y a hacernos sentir plenos con muy poca carne y unas cuantas verduras.

Acepta el reto: haz la compra una semana para cocinar y comer solo platillos coreanos en casa (www.maangchi.com es un buen aliado para encontrar recetas) y la siguiente semana realiza la compra para cocinar platillos extranjeros, verás definitivamente hacia qué lado se inclina la balanza, y por mucho…

Compras en línea

Gmarket, Auction, Iherb y tantos otros sitios online te ayudarán a encontrar precios asequibles al comprar ropa, pañales, consumibles que se utilizan en casa tales como papel higiénico, servilletas, detergentes, etcétera. Productos importados de casi cualquier parte del mundo son comercializados por estos sitios a precios que valen la pena.

Muchísima gente compra pollo y pescado online o incluso frutas con cooperativas de productores locales y nos comentan que el ahorro es considerable.

Costco compartido

Costco es según los extranjeros que han residido durante varios años en Corea, una de las mejores opciones para ahorrar, sin embargo es sumamente recomendable si no somos de familia numerosa, acudir a la tienda con un amigo o conocido y acordar que os gustaría comprar para, después de pagar, dividir los productos por mitad, ya que los grandes empaques y las caducidades muy próximas se vuelven poco convenientes para familias de tres o cuatro miembros.

Sacar provecho de todos los grupos de ventas e intercambio de Facebook

Con todos los expatriados que van y vienen de forma frecuente, siempre hay grandes oportunidades de hacerse de coches en excelente estado a muy buen precio, televisores, refrigeradores, sofás y todo tipo de muebles, ventiladores, e incluso ropa, accesorios, zapatos y teléfonos. En fin, todo lo que sea comprable y vendible, especialmente cuando el vendedor en cuestión se ve en la apremiante situación de deshacerse de todo a unas semanas o días de irse y recuperar el dinero que pueda.

Hacer de Daiso tu mejor amigo

Vajillas, vasos, utensilios de cocina, toallas y numerosos artículos para el hogar, -incluyendo algunos alimentos y productos de limpieza-, en fin, hay que curiosear en nuestro Daiso más cercano para ver todo lo que se nos puede ofrecer, y en cada Daiso que encontremos, ya que cada tienda tiene cosas distintas.

Es especialmente recomendable para personas que inician su vida en Corea, equipar la casa con ayuda de Daiso significa un gran ahorro.

¿Quién necesita comprar juguetes?

Existe un conveniente sistema de renta de juguetes: todos aquellos didácticos que vemos en las tiendas: teléfonos, computadoras (de juguete ambos), cocinitas, carros, caballitos, castillos… en fin, la lista es larga, hay que desplazarse hasta allí y ver todo lo que hay. El beneficio aplica para nacionales coreanos, familias multiculturales y para familias extranjeras con hijos, es decir, para todos.

Es necesario preguntar en la oficina de gobierno correspondiente al barrio donde se reside la ubicación de estos centros lúdicos, inscribirse dando un pago de 10000 wones anuales y comenzar a disfrutar de los beneficios.

Los juguetes se entregan en buen estado y se prueban frente a la persona que los requiere (el proceso se repite cuando se devuelven). Lo único que se precisa es tener en casa baterías para encender los juguetes (el centro lúdico no las proporciona).

Es necesario devolver los juguetes en un máximo de dos semanas, con la posibilidad de rentar uno distinto en cada ocasión.

Grandes beneficios para nuestros hijos, quienes cada dos semanas gozan de juguetes “nuevos” y nunca se aburren de ellos.

En fin, si tienes algún otro tip de ahorro en Corea puedes comentarlo en nuestra página de Facebook o en la forma de contacto de nuestra página web. Nunca está de más una nueva idea para ahorrar unos cuantos céntimos.

Start typing and press Enter to search